Pronóstico de Tutiempo.net
Los padres denuncian que es un caso de gatillo fácil

Policía de la Ciudad baleó a unos chicos en Barracas

Elradardelsur.tv – 18/11/2021 

Un futbolista de las Inferiores de Barracas Central, oriundo de Florencio Varela, de 17 años, recibió dos disparos en la cabeza por parte de la policía, en un confuso episodio en el barrio porteño de Barracas.

Los jóvenes  varelenses fueron interceptados aparentemente por policías sin identificación y escaparon porque creyeron que se trataba de un robo. En ese momento les dispararon. La fuerza de seguridad dice haber encontrado un arma de juguete en el auto en el que estaban.

Cuatro jóvenes de 17 años fueron baleados por la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Barracas ayer miércoles. Uno de ellos recibió dos disparos en la cabeza y está internado con muerte cerebral. La versión de los efectivos de la fuerza de seguridad de que los chicos escaparon y que les encontraron un arma de juguete en el auto en que viajaban fue desmentida por los padres.

El papá de uno de los muchachos habló y contradijo a los policías. También la madre del joven internado -los otros fueron liberados este jueves- denunció el hecho como un caso de gatillo fácil.

"La Policía dice que los vieron en calidad de sospechosos y que habían atropellado a alguien. Cuando le hicieron la pericia de los chicos y sacaron un arma que terminó siendo de juguete. ¿A ustedes les parece que tengan un arma los chicos? Ellos recién salían de probarse en un club", comentó el hombre indignado por la situación.

"Le di el auto porque mi mujer no lo pudo traer ahí. Yo pongo las manos en el fuego por mi hijo. Es más, tienen las rodillas lastimadas de haber jugado al fútbol hoy. Incluso, si fueren delincuentes, ellos no hubiesen parado a pedir ayuda a la Policía misma", agregó.

Los chicos que estaban detenidos en un instituto de menores fueron liberados este jueves. La abogada que los representa confirmó que serán llamados a delcarar en calidad de testigos por la causa que fue caratulada como "averiguación de ilícito”.

El cuarto de los chicos, el que recibió dos disparos en la cabeza, se encuentra internado con diagnóstico de muerte cerebral y su estado de salud es sumamente crítico. La madre del joven de 17 años denunció el hecho como un claro episodio de "gatillo fácil". Dijo que fueron los mismos policías los que les plantaron el arma de juguete en el baúl para justificar su accionar.

Sumario y sin tareas operativas

Los tres policías de la Policía de la Ciudad que participaron del episodio, fueron apartados de las tareas operativas en la fuerza, informaron fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

Además, los voceros dijeron que se inició un sumario interno para establecer lo ocurrido.

"Se inició un sumario interno a los policías que participaron del procedimiento a la espera de la resolución judicial. Además se los apartó preventivamente de tareas operativas, es decir no están en la calle", precisaron los voceros.