El Radar del Sur
Pronóstico de Tutiempo.net

Inhumana atención en Clínica Ranelagh


Elradardelsur.tv – 18/11/2017 Nuestro estimado colega Luis Alberto García (70), director del periódico “El Progreso” y de “Varela Puntocom” hace varios meses lucha contra cáncer de pulmón, esta grave enfermedad que está padeciendo, lo lleva a presentar cuadros de dolor y falta de oxígeno. En ultimas horas de la tarde de ayer, volvió a descompensarse, sus hijos quienes pagan un servicio de ambulancias, lo trasladaron a la Clínica Ranelagh, del partido de Berazategui, la cual le corresponde por PAMI. En el sanatorio no querían admitirlo, aduciendo que no tenían cama, también se negaron a tramitar su derivación a otro centro asistencial. Luis estuvo durante tres horas dentro de la ambulancia, estacionada en la vereda del Sanatorio Ranelagh, hasta que los tubos de oxigeno comenzaron a agotarse, y tras una fuerte discusión decidieron permitir que ingresara a la guardia. Los hijos de Luis, se comunicaron con EL RADAR. Natalia, la hija menor nos contó “Mi papá padece cáncer de pulmón, está muy complicado, tiene mucho dolor, hoy me dijo, hace que me den algo, no doy más… le costaba respirar, saturaba menos de 80, llamamos a la ambulancia la cual es privada, porque cuando llamas a una de PAMI tarda más de seis horas…. lo trajimos a esta clínica, Sanatorio Ranelagh, el cual le corresponde, el cápita acá… y volvió a pasar lo mismo que la última vez, lo tuvieron más de tres horas en la ambulancia, no lo querían recibir, decían que no tenían cama, se negaron a realizar la derivación cuando según PAMI ellos se deben ocupar, pero lo más indignante es que cuando se estaba terminando el oxígeno de la ambulancia, después de tres horas de espera, allí le permitieron ingresar a la guardia, y en las piezas de alrededor vimos varias camas vacías…. El tiene que comenzar el tratamiento de quimioterapia en El Cruce, recién la semana próxima, pero no aguanta el dolor, quiero calidad de vida para mi papá, no tiempo sino calidad, no quiero que sufra, no quiero que le duela, no te pueden negar la atención, no pueden decirte no hay lugar como si fuera un restaurant, estamos hablando de salud, de vida, de dolor, de personas… mi papa trabajo toda la vida, nadie le regalo nada, no es justo tener que pedir por favor que te den lo que corresponde…” Personal de la Clínica dijo que no podíamos estar en la vereda, porque pertenecía al sanatorio… la vereda es publica…realizamos la nota… El sanatorio contaba con un solo médico residente extranjero, el cual debía atender la guardia de pacientes internados más la guardia de ambulatorios y supervisar los pacientes de sala, como ocurre en la mayoría de las clínicas durante la noche y los fines de semana. Las clínicas cobran por cápita, tanto afiliados tiene tanto cobran, si no los pueden atender que reduzcan la cantidad de pacientes, y cobren por los que pueden tener cubiertos. El sistema de salud para nuestros viejos es cada día más deficitario. El estado debe comprender que no hacen un favor atendiendo a nuestros abuelos, él tiene su derecho ganado con el sacrifico y el trabajo de años, y si un sanatorio no cumple con las condiciones necesarias lo ideal es que lo quiten de la lista de prestadores.