El Radar del Sur
Pronóstico de Tutiempo.net
Ambos malvivientes tenían antecedentes

Entradera en Quilmes, dos delincuentes fueron detenidos


Elradardelsur.tv – 9/12/2013 – Único medio en el lugar

Uno de los sujetos salió hace tres meses de un penal estando en libertad condicional, el otro había mantenido un enfrentamiento con la policía hace pocos días al ser encontrado con un auto robado, la jueza de garantías lo había dejado libre.

Alrededor de las 21 horas del vienres ultimo, efectivos de la comisaria tercera, a cargo del comisario Marcelo Aimone fueron alertados que en una vivienda ubicada en las calles Sarratea y Bernardo de Irigoyen, de Quilmes, partido del sur del gran Buenos Aires, varios sujetos habían ingresado a una vivienda.

Los propietarios de la misma habían sido reducidos  mediante intimidación de arma de fuego y el uso de la fuerza, en momentos que una familia trataba de ingresar a su domicilio.

 El personal policial del Gabinete Criminológico contando con el apoyo de los móviles de cuadricula llegaron al lugar y observaron  en el interior de la casa los movimientos de tres delincuentes, uno de los malvivientes se encontraba armado con un revólver.

El mismo tenia reducida a la familia integrada por tres adultos y dos menores.

Los efectivos observaron que la puerta de ingreso a la casa se encontraba entre abierta, ingresaron rápidamente, dos de los sujetos al advertir la presencia policial intentaron darse a la fuga por los fondos, pero al salir por la puerta trasera se encontraron con varios policías apostados en el lugar esperándolos.

Inmediatamente se procedió a la detención de los mismos, mientras que el tercero había logrado escapar momentos antes.

La familia fue liberada, se recuperó la totalidad del dinero en efectivo que los malvivientes le habían sustraído a los damnificados, como así también todos los electrodomésticos que ya se encontraban preparados entre frazadas y sabanas para ser trasladados.

Se secuestró un revolver calibre 32, marca  Doberman.

 Además sobre la calle Bernardo de Irigoyen en un Fiat Siena, encontraron dos muletas, proyectiles de arma de fuego y elementos pertenecientes a la familia.

Uno de los malvivientes identificado como Del Puerto Aponte, de 31 años tenía enyesada su pierna izquierda, había resultado herido en una persecución y enfrentamiento ocurrió el 20 de noviembre, cuando personal policial de la misma seccional, luego de perseguir al delincuente logró aprehenderlo con un automóvil vw gol Gol robado, encontrando en el interior del mismo un Revolver Calibre 22 Largo, sin numeración visible, con cuatro cartuchos intactos, marca Tango, un revolver calibre 32 corto, con su numeración suprimida, marca Pasper, con tres cartuchos intactos, 97 llaves de distintos automóviles, cartuchos intactos calibre 45, un teléfono Celular marca Samsung modelo Galaxi S3, una computadora completa, siete llaves de fabricación casera (yugas) y tres  pistolas 9mm

Intervino en ese hecho la UFI nro 6 de Quilmes y el juzgado de garantías nro 1 .

Del Puerto Agote fue puesto en libertad el 21 de noviembre desde la sede de los Tribunales de Quilmes, por aludir, que el personal policial que lo había aprehendido lo había intentado ultimarlo y que le había “plantado” el arma incautada en esa oportunidad.

El otro detenido de apellido Kapp, salió de la unidad carcelaria número 42, hace tres meses, estaba con libertad condicional y debía firmar en el patronato de liberados.

Marcelo propietario de la vivienda, en dialogo con EL RADAR DEL SUR, único medio en el lugar, nos dijo lo siguiente…”Cuando abrí la puerta para recibir a mi cuñada que venía de visita, aparecieron estos sujetos, uno de ellos saco un arma, me quise resistir pero me empujaron y entraron. Pedían plata!!, plata!!, juntaron todo lo que pudieron fueron metiéndolo  en sabanas y frazadas.

Escuchamos gritos, era la policía que entraba, trataron de huir por los fondos, pero dos fueron  detenidos.

Estamos muy agradecidos a la policía, por el profesionalismo con que actuaron y lo rápido que vinieron.

Uno de los chorros, estaba herido en una pierna, se había enfrentado hacia poco con la policía,  ya estaba libre, la verdad no sé cómo se entiende, la policía se juega entero por nosotros, los detienen, y los jueces los liberan” decía Marcelo sacudiendo su cabeza.

Los responsables que esta familia haya pasado por esta terrible situación tienen nombre y apellido, son los magistrados que los dejaron en libertad.